Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Enero de 2013.

Recomendaciones y orientaciones de la coordinación de Biología de 2º de Bachillerato

Desde el siguiente enlace podéis descargar la:
Además está a vuestra disposición en las librerías  la “Guía para los exámenes de Biología Pruebas de Acceso a la Universidad”
Autores :Ana María Ortuño Tomás (Universidad de Murcia)Ángel Morán Piñera (IES Ramón y Cajal, Murcia)José Mª Caballero Fernández‐Rufete (IES Juan Carlos I, Murcia)Alfonso Segura Jiménez (Colegio Monteagudo, Murcia)Araceli García Buendía (IES Poeta Julián Andúgar, Santomera)Ana Carnicero García (Colegio Jesús María, Alfonso X el Sabio, Murcia)Ana Calvo Núñez (IES Saavedra Fajardo, Murcia)Manuel Lucas Munuera (IES Rambla de Nogalte, Puerto Lumbreras)
Editorial:EDIT.UM
ÍNDICE GUÍA BIOLOGÍA
Prólogo
Presentación
PARTE 1
Recomendaciones y Orientaciones para la Preparación del Temario
Relación de Prácticas Obligatorias
Páginas web con contenidos en Biología
Estructura de la Prueba
PARTE 2
Cuestiones resueltas
Problemas resueltos
ANEXOS
Objetivos y Criterios de Evaluación
Estudiantes de Bachillerato y Ciclos Formativos
Mayores de 25 años
Legislación sobre las PAU

El peligro de los agroquímicos. ¿Dónde está el límite de su uso?

20130115201816-hidrocefalia.jpg

Podemos definir el término "agroquímico" como una sustancia química o mezcla de sustancias, que pueden encontrarse en estado sólido, líquido o gaseoso, destinadas a matar, repeler, atraer, regular o interrumpir el crecimiento de seres vivos considerados plagas. 

En la actualidad, Argentina es una de las potencias agrícolas del mundo. Después de Estados Unidos y Brasil es la tercera gran productora de soja. Este año producirá 55 millones de toneladas y para ello se calcula que anualmente se rocían más de 300 millones de litros de agroquímicos sobre sus campos. Al permitir fumigaciones a destajo, facilitan el uso intensivo de la tierra y evitan largos procesos que implican un mayor esfuerzo. Estas fumigaciones -según estimaciones de agrupaciones ecologistas- afectan al menos a 12 de los 40 millones de argentinos que reciben este veneno sobre sus casas, escuelas, parques, fuentes, lugares de trabajo; en definitiva, sobre sus vidas. 

Pero en Argentina no existe una ley nacional de agroquímicos, aunque en la mayoría de las 24 provincias existen leyes particulares que intentan legislar sobre el uso de herbicidas e insecticidas. Ante las denuncias reiteradas en relación con sus efectos sobre la salud, el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner inició en 2009 una investigación y determinó que fallaban los controles. Para ello creó un Programa Federal para el Fortalecimiento de los Sistemas Locales de Control, cuyos escasos o nulos resultados son apreciables en un recorrido por las zonas afectadas. 

«La falta de control del Estado en el uso de agroquímicos se agrava porque a la población expuesta tampoco se le brinda la asistencia necesaria para el tratamiento de las enfermedades y su seguimiento», denuncian desde la Red de Salud Popular Ramón Carrillo, en la provincia de Chaco. Desde esta organización aseguran que hay registros de uso de los herbicidas glifosato (herbicida  desarrollado para la eliminación de hierbas y de arbustos, en especial los perennes. Es absorbido por las hojas y no por las raíces. Está comprobado que es capaz de provocar las primeras etapas del cáncer.) y 2,4D, (ácido 2,4-dichlorofenoxiacético. Es un herbicida muy común, usado en el control de malezas de hoja ancha) cuya aplicación aérea está prohibida en esta provincia. «Sin embargo, la gente reconoce que los usan mezclados», denuncian.

«No hay un sistema de control del Estado que garantice saber qué es lo que se está aplicando y cómo», explica la abogada Alejandra López, de la Red de Salud. La misma denuncia se repite en otras provincias por parte de la Red de Médicos de Pueblos Fumigados y las agrupaciones como Paren de Fumigar y Paren de Fumigarnos.

Un informe del Ministerio de Salud de mayo de 2012 confirma su sospecha. En las poblaciones expuestas a los agroquímicos hay un 30 por ciento más de casos de cáncer que en las que no lo están. El número de malformaciones en las áreas fumigadas también es mayor. Aun así, las denuncias sobre los efectos de los agroquímicos, utilizados en la explotación de cosechas de alta rentabilidad, suelen perderse entre la polémica, ya que las grandes empresas niegan los efectos tóxicos de las sustancias.

  • ¿Qué podemos sacar en clave de lo anterior acontecido?

Ante la evidencia de lo perjudicial que puede llegar a resultar el empleo sin control suficiente de dichos agroquímicos, los altos cargos del gobierno de zonas como Argentina deberían de actuar con apremio. Son muy numerosos los casos de enfermedades y malformaciones producidas en personas que habitan próximas a zonas donde el uso de estas sustancias es redundante. Especialmente en niños, como podemos apreciar en la fotografía adjunta realizada en Argentina, donde aparece un niño que padece "hidrocefalia" (trastorno cuya principal característica es la acumulación excesiva de líquido en el cerebro). Así que, ¿a qué esperan para poner un límite y una supervisión en el empleo de los agroquímicos, cuando está demostrado que ponen en riesgo la vida humana? 

 

-Bibliografía: 

www.wikipedia.org

HEGUY, S., "Los niños de los que nadie habla", XL Semanal, 2013.

Etiquetas:

15/01/2013 20:50 Pilar María Poyatos Romera #. BIOLOGÍA Y GEOLOGÍA DE 1º DE BACHILLERATO No hay comentarios. Comentar.

El paraíso recobrado

20130114213342-pajaro-del-paraiso.jpg

Hace nueve años, dos hombres iniciaron una aventura extraordinaria: ser los primeros en encontrar y documentar todas las especies de aves del paraíso.

En Nueva Guinea los canguros trepan a los árboles, y mariposas del tamaño de un frisbee surcan bosques lluviosos donde mamíferos ovíparos se escabullen por el fango. Las ranas lucen unas narices que recuerdan la de Cyrano, y los ríos rebosan de peces irisados.

Sin embargo, ninguna maravilla natural de esta isla ha fascinado a los científicos tan profun­damente como las criaturas aladas a las que el naturalista del siglo XIX Alfred Russel Wallace describió como «los más extraordinarios y bellos habitantes emplumados de la Tierra»: las aves del paraíso.

Las 39 especies se encuentran únicamente en Nueva Guinea y unas pocas áreas cercanas, y pese a muchos decenios de exploración e investigación, nadie había conseguido nunca verlas a todas… hasta ahora.

En 2003 el ornitólogo de la Universidad Cornell Edward Scholes y el biólogo y fotógrafo Tim Laman empezaron a planear una búsqueda para documentar todas las especies de aves del paraíso. Necesitaron ocho años y 18 expediciones a algunos de los paisajes más exóticos del planeta. Mediante fotografías, vídeos y grabaciones de audio (además de los lápices y libretas de toda la vida), captaron exhibiciones y conductas de cortejo antes desconocidas para la ciencia.

El mundo natural ofrece pocos espectáculos tan curiosos como los rituales de apareamiento de los machos de la familia de los paradiseidos. Las explosiones de plumas doradas, las danzas tan estilizadas que hasta pueden parecer cómicas, los filamentos táctiles que recuerdan las antenas de un robot, los collares iridiscentes y los colores más brillantes que las gemas… toda esa extrava­gancia tiene un único propósito: atraer la atención de tantas hembras como sea posible.

Las aves del paraíso representan un ejemplo extremo de la teoría de la selección sexual de Charles Darwin, según la cual las hembras eligen pareja atendiendo a ciertos rasgos que les resultan atractivos, aumentando así la probabilidad de que esos rasgos se transmitan a la siguiente generación. La abundancia de comida y la escasez de depredadores en Nueva Guinea han hecho posible la difusión de estas aves, y también la exageración de sus rasgos más atractivos.

Laman y Scholes se propusieron documentar estas aves de un modo insólito hasta entonces: desde el punto de vista de las hembras. En la isla Batanta, al oeste de Nueva Guinea, Laman trepó 50 metros hasta el dosel del bosque lluvioso para fotografiar el ritual de apareamiento del ave del paraíso roja. En la península de Huon, unos 2.000 kilómetros al este, montó una cámara en la rama de un árbol y la orientó hacia abajo para obtener la visión que una hembra tiene de las coloridas plumas pectorales y el «tutú» de bailarina de un ave del paraíso de Wahnes macho.

Aunque los dos tenían experiencia en los trópicos antes de emprender esta aventura, ninguno podía imaginar lo que les esperaba. Soportaron angustiosos viajes en helicóptero y largas caminatas por caminos inundados, y en dos ocasiones quedaron a la deriva en el mar cuando fallaron los motores de su embarcación. Pasaron más de 2.000 horas sentados en un pequeño escondite fotográfico, observando y esperando, a cam­­bio de breves momentos en los que hicieron emocionantes descubrimientos, como cuando obtuvieron la primera imagen de un ave del paraíso de las Arfak en su postura invertida de cortejo.

El avistamiento de un ave del paraíso de la Jobi, negra y azul, marcó el final de la búsqueda en junio de 2011. Scholes y Laman esperan que su trabajo sea un acicate para la conservación en Nueva Guinea, donde hasta ahora el hábitat de esas aves solo ha estado protegido por su ubicación remota. Como escribió Wallace: «La natura­leza parece haber tomado todas las precauciones para que este, su tesoro más preciado, no pierda su valor por ser demasiado fácil de conseguir».

15/01/2013 20:51 Amanda Sánhez Galián #. BIOLOGÍA Y GEOLOGÍA DE 1º DE BACHILLERATO No hay comentarios. Comentar.

CLONACIÓN COMO PREVENCIÓN DE LA EXTINCIÓN DE ANIMALES

20130118174632-1287488697-0.jpg

Después del éxito logrado en la clonación de animales que viven en cautiverio, el Gobierno de Brasil  se ha propuesto ahora clonar especies en peligro de extinción y que no sobreviven fuera del medio natural como el jaguar o el lobo crinado. Para ello ha creado un banco de genes en el que ya ha reunido 420 muestras celulares de ocho especies. Falta la segunda fase, la de extraer el núcleo de una de esas células, colocarlo en un óvulo y obtener un embrión de laboratorio.

El éxito no está asegurado. La vecina Argentina ha recorrido ya parte de ese camino. Desde que en 2003 logró las primeras vacas clonadas, ha logrado crear embriones de chitas y de tigres en peligro de extinción, colocando el material genético de células adultas de estos animales en óvulos de gata, pero falta la parte más importante: que nazca un animal. India se plantea hacer lo mismo con una especie de oso negro y otra de tigre de la que quedan muy pocos ejemplares.

Desde que en 1962 el británico John B. Gurdon demostró que era posible —lo que le ha valido el Premio Nobel de Medicina de este año—, la técnica de la clonación ha tenido un desarrollo lento, pero imparable.

Hasta 1996 no se logró el primer mamífero clonado a partir de células adultas. Fue la archifamosa oveja Dolly, obtenida en el Instituto Roslin de Edimburgo. A partir de este éxito, la clonación se ha convertido en una técnica de uso creciente cuya única limitación es, por ahora, económica. Su elevado coste hace que se haya utilizado solo en la reproducción de animales de gran valor económico, como sementales de toro de lidia, o sentimental, para reproducir mascotas muy queridas por sus propietarios, casi siempre millonarios.

Utilizar la clonación para reproducir animales destinados al consumo de carne no resulta por ahora competitivo: la simple cópula la garantiza a un precio mucho más asequible.

En cambio, la clonación puede resultar decisiva para evitar la extinción total de especies que no pueden vivir en cautiverio. En este caso, sin embargo, hay que plantearse algo más. De poco servirá clonar esos animales si no se modifican al mismo tiempo las causas que les han llevado al borde de la extinción, ya sea la caza masiva de ejemplares o las agresiones al hábitat en el que sobreviven.

 

En mi opinión, lo más importante es valorar esto último. Clonar es un proceso muy caro, que requiere de un proceso complicado y que no serviría de nada si no se toman medidas en los motivos por lo que esa especie está en extinción. Aunque pudiéramos recuperar parte de esa especie, requeriría de un tiempo el que recuperase una población suficiente para considerar que ya no está fuera de peligro. Por tanto, sería un derroche enorme de dinero fomentar como un buen método de prevención la clonación, sin haber fomentado antes que cazar o dañar el entorno es el mejor y el más efectivo de esos métodos.

 

Fuente:

http://elpais.com/elpais/2012/11/11/opinion/1352665318_630184.html

21/01/2013 18:18 Carmen Marín Nicolás #. BIOLOGÍA Y GEOLOGÍA DE 1º DE BACHILLERATO Hay 1 comentario.

Crean ADN sintético capaz de almacenar enormes cantidades de información; lo ven como el disco duro del futuro

Investigadores del Instituto Europeo de Bioinformática, adscrito al Laboratorio Europeo de Biología Molecular (EMBL, por sus siglas en inglés), desarrollaron un ADN sintético que permite almacenar enormes cantidades de información en sus moléculas y lo que, señalan, será la materia para el desarrollo de los discos duros del futuro.

En una conferencia de prensa para presentar la innovación, el líder del estudio, Nick Goldman, explica que este sistema es económico en su producción, muy eficiente y tiene una vida útil de al menos 10 mil años.

Las pruebas, señala, confirmaron que en una molécula de este ADN guardaron los 154 sonetos de William Shakespeare, 26 segundos en formato mp3 del discurso de Martin Luther King en 1963 que hizo universal la frase “Yo tengo un sueño”, una fotografía en jpg, un pdf con la investigación en la que Watson y Crick describieron la doble hélice del ADN. “Fueron 800,000 bytes almacenados”, agregó.

Sin embargo, es sólo una parte de su potencial, porque si juntamos las moléculas de ADN que caben en una taza de café, tendríamos el espacio suficiente para almacenar más de 100 millones de horas de vídeo en alta definición, añade el científico.

EL ADN SINTÉTICO. Nick Goldman explica que este ADN sintético es muy denso, pequeño, ligero y no requiere de energía para su funcionamiento, por lo que su transporte y mantenimiento es fácil. Los resultados se publicaron ayer en la revista Nature.

El investigador detalló que para este ADN se requirió crear un lenguaje para codificar información a guardar y que eliminara los errores que se producen en la síntesis y en la lectura de material genético cuando coincide dos veces seguidas la misma letra del código. Una vez elaborado este sistema, agrega, se fabricó en un laboratorio la molécula de ADN.

Para este segundo paso, los científicos fueron apoyados por la empresa californiana Agilent, una de las más punteras del mundo en técnicas genómicas. “Nos enviaron la información por correo electrónico y con ella sintetizamos cientos de miles de pedazos de ADN. El resultado es como una mota de polvo”, dijo Emily Leproust, de Agilent y coautora de la investigación.

“Nuestro trabajo demuestra que cualquier cosa que queramos almacenar, la podemos almacenar en ADN”, dijo Goldman. “La técnica ya se puede usar en archivos que no se consultan muy a menudo, como los de grandes corporaciones o incluso Gobiernos”.

Los científicos del EMBL establecieron que aún hay algunos aspectos prácticos que se deben solucionar en el ADN sintético, por lo que el siguiente paso es perfeccionar el sistema de codificación para tener en el futuro un modelo de almacenamiento comercialmente viable.

En la actualidad, existe una gran cantidad de información digital en el mundo. Según los cálculos es igual a tres zettabytes (equivalente 3000 mil millones mil millones de bytes) y como es un proceso sin pausa, cada día se generan más contenidos digitales, un reto para su almacenamiento.

Por otro lado, los discos duros son caros y requieren un suministro constante de electricidad, mientras que incluso el mejor material archivado sin poder como la cinta magnética se degrada en una década.

 

Fecha: 24-01-2013

Bibliografía: http://www.cronica.com.mx/nimagenes/22/bc1f233be5_IMG_.jpg

31/01/2013 09:53 Conchi Fernández Honrubia #. BIOLOGÍA Y GEOLOGÍA DE 1º DE BACHILLERATO No hay comentarios. Comentar.

La leptina o la molécula de la saciedad

El descubrimiento abre una nueva era en la investigación del sobrepeso y la obesidad

Los galardonados con los Premios Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento 2012, Douglas Coleman y Jeffrey M Friedman han abierto durante su carreta científica nuevos paradigmas en la etiología de la obesidad a raíz del descubrimiento de la leptina y sus mecanismos de acción. Como todo descubrimiento científico, no fue un momento aislado de “Eureka” sino la labor continuada de generaciones de científicos, cuyas observaciones, dedicación e ingenio han allanado el camino para aquellos que han recogido su testigo y, apoyados por tecnologías cada vez mas sofisticadas y potentes, han llevado el conocimiento a cumbres cada vez mas elevadas.

La historia de la leptina, o mejor dicho, de la existencia de un mecanismo que regulaba el apetito de una manera biológica a través de un factor circulante en la sangre, se remonta a los años 50 de la mano de investigadores como Gordon C. Kennedy del Instituto Nacional para Investigación Medica de Londres y de Romaine Hervey de la Universidad de Cambridge en el Reino Unido, utilizando modelos experimentales. Fue unos años mas tarde en la mitad de los sesenta cuando uno de los galardonados, Douglas Coleman, al otro lado del Atlántico, se hace eco del trabajo de estos investigadores y añade a la ecuación del descubrimiento la inmensa riqueza genética de modelos animales presentes en el Jackson Laboratory en Bar Harbor, Maine.

Sin embargo la identificación de los modelos genéticos no era el final del camino ya que la tecnología de esa década no permitió ni la identificación del factor o factores, ni de los genes involucrados. Para llegar a este punto hubo que esperar casi 20 años hasta 1986, en que la curiosidad de Jeffrey Friedman, entonces un recién iniciado joven científico en la Universidad de Rockefeller en Nueva York, se unió a los desarrollos tecnológicos de la genética impensables dos o tres décadas antes. Esto le permitió en 1994 poner por fin nombre a esa molécula involucrada con la saciedad y la obesidad que hoy conocemos como leptina y a la apertura de una nueva era en la investigación de ese problema tan aparente y acuciante en nuestros días, como es el sobrepeso y la obesidad. En 1995, otra parte del puzle se completa con la identificación del receptor de la leptina por parte de Louis A. Tartaglia científico en Millennium Pharmaceutical Incorporated, en Cambridge, USA, de una manera casi simultánea con Friedman.

En 1997 se identificó que el gen de la leptina era responsable de obesidades extremadamente mórbidas en humanos.

Por supuesto todavía tenemos un largo camino por recorrer, la evidencia está en la calle. Científicos como Coleman y Friedman han inspirado ya a muchos otros a recoger ese testigo y utilizar el conocimiento que ellos han construido para ascender un escalón mas gracias a nuevos conceptos y a nuevas tecnologías tanto genéticas y bioquímicas como de imagen cerebral, que permitirán conocer más en profundidad qué es lo que nos mueve a comer lo que comemos y cuando lo hacemos y así ser capaces de hacer nuestro el mensaje de esa inscripción, puesta por los siete sabios en el frontispicio del templo de Delfos: “nosce te ipsum” (conócete a ti mismo) y de esta manera alcanzar y mantener la salud óptima en cada una de las etapas de nuestra vida.Durante casi cuatro décadas todos estos avances fueron basados en estudios en roedores, pero un descubrimiento tan crucial debía inmediatamente ser investigado en humanos para lo cual “la ciencia cruzó el Atlántico” de nuevo y fue en el laboratorio de Sadaf Farooqi y Stephen O'Rahilly en el Hospital Addenbrooke de Cambridge, Reino Unido, donde en 1997 se identificó que el gen de la leptina era responsable de obesidades extremadamente mórbidas en humanos, como resultado, como era de esperar de un apetito insaciable. Gracias a estos descubrimientos, la percepción de la obesidad cambia y se convierte en algo genético y por lo tanto biológico. Además el tejido adiposo deja de ser un mero depósito pasivo de grasa para convertirse en un órgano activo y generador de hormonas que conectaban a este tejido con el cerebro y gracias a esta comunicación se controlaba el apetito y los hábitos de los sujetos humanos, abriendo así nuevas vías predictivas, preventivas y terapéuticas para la obesidad y poniendo el control del apetito como elemento crucial en la lucha contra la obesidad.

 

Comentario:

En este artículo se puede observar como dos grandes científicos descubren la leptina, o la molécula de la saciedad o apetito.

Esta investigación se realizó hace bastante tiempo, intentando explicar el por que de la obesidad de algunas personas. Pero hasta cierto tiempo cercano a nosotros no se pudo descubrir que la leptina es una de las razones por la cual una persona tiene obesidad.

Pero actualmente, ésta no es una investigación cerrada, ya que se seguirán realizando estudios para seguir investigando esta molécula de la saciedad e intentar descubrir algún tratamiento que luche contra ella.

Marisa Cárceles Izquierdo.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris