Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Abril de 2011.

Nuevo método para calcular la edad de la corteza terrestre

20110401095335-image190211.jpg

Una nueva forma de calcular la edad de la corteza terrestre ha sido desarrollada por investigadores de las universidades de Bristol y de St Andrews.

La corteza continental es el registro principal de las condiciones imperantes en la Tierra durante los últimos 4.400 millones de años. Su formación modificó la composición del manto y la atmósfera, y sigue siendo un sumidero de dióxido de carbono a través de la erosión. Por tanto, la corteza continental ha tenido un papel clave en la evolución de la Tierra y, sin embargo, la cronología de su formación sigue siendo un tema de considerable debate.

// //
Está muy extendida la creencia de que la corteza continental joven creció a partir del manto superior empobrecido. Una forma común de evaluar cuándo se formó una porción de la corteza es determinar la composición isotópica radiogénica de cualquier muestra de la misma, y comparar su firma isotópica con la del manto empobrecido. En otras palabras, los isótopos radiogénicos pueden utilizarse para calcular las edades de la formación de la porción estudiada de la corteza, que representan cuándo esa porción se separó de su fuente en el manto.

El concepto de "edad modelo" ha sido ampliamente utilizado durante las tres últimas décadas en los estudios sobre la evolución de la corteza. Sin embargo, cada vez está más claro que emplear la composición isotópica del manto empobrecido como referencia para calcular las edades modelo de la generación de la corteza continental, puede dar lugar a interpretaciones incompletas.

En un nuevo estudio, el equipo de Bruno Dhuime (Universidad de Bristol) ha puesto en pie una nueva metodología para el cálculo de edades modelo, basada en la composición isotópica típica de la corteza nueva continental.

Las edades calculadas de esta manera son significativamente inferiores a las edades modelo calculadas a partir de la composición isotópica del manto empobrecido. Las nuevas edades obtenidas concuerdan mejor con el registro geológico, lo que abre nuevas perspectivas para los estudios sobre la evolución de la corteza basados en los isótopos radiogénicos.

Fuente: http://www.amazings.com/ciencia/noticias/210211d.html

Estado Líquido en la Frontera Entre el Manto y el Núcleo de la Tierra

20110401095813-subduccion-20color.jpg

La frontera entre el manto de la Tierra y su núcleo se halla en una zona misteriosa, ubicada a una profundidad de 2.900 kilómetros bajo la superficie. Un equipo de geofísicos acaba de verificar que la fusión parcial del manto es posible en esta extraña región cuando la temperatura alcanza unos 3.900 grados centígrados.

Este descubrimiento refuerza la hipótesis de la presencia de un océano profundo de magma. Lo innovador de este trabajo, llevado a cabo por científicos del IMPMC (UPMC / Universidad de París Diderot / Instituto de Física del Globo / CNRS / IRD), consiste en el uso de difracción de rayos X en el ESRF (Laboratorio Europeo de Radiación Sincrotrón), en Grenoble, Francia.

Los resultados de esta investigación mejorarán el conocimiento científico de la dinámica, la composición y la formación del interior profundo de nuestro planeta.

// //


Sobre el núcleo de la Tierra, constituido por hierro líquido, descansa el manto sólido, el cual está hecho fundamentalmente de óxidos de magnesio, hierro y silicio. La frontera entre el núcleo y el manto resulta muy desconcertante para los geofísicos. Con una presión de alrededor de 1,4 millones de veces mayor que la reinante en la baja atmósfera, y una temperatura de más de más de 3.700 grados centígrados, esta zona es el hogar de reacciones químicas y cambios en los estados de la materia, en ambos casos aún mayormente desconocidos.

Los sismólogos que han estudiado esta cuestión han reconocido una reducción brusca de la velocidad de las ondas sísmicas, la cual a veces alcanza el 30 por ciento cuando se acerca a esta frontera. Este hecho ha conducido a los científicos a formular la hipótesis, durante los últimos 15 años, del derretimiento parcial del manto de la Tierra en la cota de esta frontera entre el manto y el núcleo

El nuevo estudio confirma ahora esta hipótesis.

Las recientes observaciones muestran, entre otras cosas, que es posible la fusión parcial del manto cuando la temperatura se aproxima a unos 3.900 grados centígrados. También confirman que el líquido producido durante esta fusión parcial es denso y puede poseer múltiples elementos químicos.

Fuente:http://www.amazings.com/ciencia/noticias/051110b.html



Resuelven Parte del Misterio Sobre las Rocas Más Antiguas de la Tierra

20110401103524-olivine-web.jpg

La Tierra es hoy uno de los planetas más activos en nuestro sistema solar, y probablemente lo fue aún más durante las etapas iniciales de su existencia. Debido a la tectónica de placas que continúa dando forma a la superficie de nuestro planeta, los restos de corteza de la Tierra procedentes de su etapa más antigua son raros, pero no imposibles de encontrar. En una nueva investigación, se ha examinado el mecanismo que ha permitido a algunas rocas antiguas evitar ser recicladas en el interior en convección de la Tierra.

A lo largo y ancho del mundo, existen bloques de corteza arcaica, conocidos como cratones, que han eludido su reciclaje en el interior de nuestro tectónicamente dinámico planeta. Estas anomalías geológicas parecen haber resistido los efectos de grandes deformaciones gracias a la presencia de "raíces", es decir, porciones del manto terrestre que permanecen bajo el cratón, extendiéndose, de modo parecido a las raíces de los dientes, por dentro del resto del manto subyacente.

Al igual que las raíces de los dientes, la raíz de un cratón tiene una composición diferente de la del manto normal del cual sobresale. Es también más fría, lo que provoca que tenga mayor rigidez. Estas raíces se formaron durante antiguos episodios de derretimiento, y son intrínsecamente más ligeras que el manto circundante. El derretimiento eliminó gran parte del calcio, aluminio y hierro que normalmente formarían minerales densos. De este modo, las raíces actúan como balsas flotando sobre el manto, encima de las cuales algunos antiguos fragmentos de corteza continental pueden permanecer a salvo del interior profundo de la Tierra.

// //

Sin embargo, los cálculos geofísicos han sugerido que esta flotabilidad no es suficiente para detener la destrucción de las raíces del manto. Según esos cálculos, las temperaturas más calientes que se cree que existieron en el manto terrestre, hace entre 2.500 y 3.000 millones de años, deberían haber calentado y ablandado la base de estas raíces lo suficiente como para permitir que fueran erosionadas gradualmente desde abajo, provocando por último su destrucción a medida que fueran arrastradas, pieza por pieza, dentro del manto en convección.

Para garantizar la preservación, se requiere un contraste de viscosidad más marcado entre las raíces y el manto subyacente.

Anne Peslier (ESCG-Jacobs Technology) y sus colegas David Bell de la Universidad Estatal de Arizona, y Alan Woodland y Marina Lazarov de la Universidad de Fráncfort, han obtenido mediciones reveladoras del contenido de agua en rocas de la parte más profunda de una raíz del manto. Tales mediciones ofrecen una explicación a este misterio.

Lo que Peslier y sus colegas han descubierto es que a una profundidad de más de 180 kilómetros aproximadamente, el contenido de agua de los olivinos comienza a disminuir con la profundidad, de modo que el olivino de la base misma de la raíz del manto cratónico apenas contiene agua, a juzgar por los análisis de ciertas muestras. Esto hace a los olivinos muy difíciles de deformar o quebrar, y puede generar las condiciones que requieren los modelos geofísicos de estabilidad de la raíz del cratón.

No hay por ahora una explicación clara sobre el motivo por el que el fondo de la raíz del manto posee olivinos secos.

Presentan el mejor modelo del campo gravitatorio de la Tierra

20110404135413-presentan-el-mejor-modelo-del-campo-gravitatorio-de-la-tierra-medium.jpg
Tras dos años en órbita, el Explorador de la Circulación Oceánica y de la Gravedad (GOCE, por sus siglas en inglés) de la Agencia Espacial Europea (ESA) ha registrado los datos necesarios para crear el mejor modelo hasta la fecha del campo gravitatorio terrestre. El último modelo del geoide de la Tierra se ha presentado esta semana en la Universidad Politécnica de Múnich, en Alemania.
 El satélite GOCE de la ESA ha registrado todos los datos necesarios para cartografiar el campo gravitatorio terrestre con una precisión sin precedentes. Imagen: ESA

La comunidad científica ya tiene acceso al modelo más preciso del geoide, que ayudará a comprender mejor cómo funciona el planeta Tierra. En apenas dos años, el satélite GOCE de la ESA ha registrado todos los datos necesarios para cartografiar el campo gravitatorio terrestre con una precisión sin precedentes.

El geoide es la superficie imaginaria que tendría un océano que cubriese todo el planeta, en ausencia de corrientes o mareas y definida, tan solo, por el campo gravitatorio. Se trata de una referencia fundamental para estudiar la circulación oceánica, los cambios del nivel del mar y la dinámica del hielo polar, tres fenómenos a los que les afecta el cambio climático.

El nuevo modelo del geoide ha sido presentado esta semana en el 4° Taller Internacional de Usuarios de GOCE, celebrado en la Universidad Politécnica de Múnich (Alemania).

“Disponemos de un flujo continuo de datos de excelente calidad, generados por el gradiómetro a bordo de GOCE”, explica Reiner Rummel, antiguo director del Instituto de Geodesia Astronómica y Física de la Universidad Politécnica de Múnich (Alemania). “Al final de cada ciclo de dos meses, disponemos de un modelo del campo gravitatorio de mayor calidad”, añade.

En su opinión, ha llegado el momento de utilizar los datos del satélite en investigaciones científicas y en aplicaciones prácticas. El científico, “ansioso” por ver los primeros resultados oceanográficos, explica que estos datos mejorarán significativamente el conocimiento de la dinámica de los océanos, con la mayor resolución y calidad conseguida hasta ahora.

Herramienta para estudiar terremotos

Con los datos obtenidos por GOCE, los investigadores trabajan, además, en el desarrollo de un modelo mejorado de los procesos que dan lugar a terremotos, como el que devastó el noreste de Japón el pasado 11 de marzo.

El movimiento de las placas tectónicas en el fondo del océano provocó el seísmo, lo que hace imposible observarlo directamente desde el espacio. Sin embargo, los terremotos dejan una huella visible en las mediciones del campo gravitatorio, que pueden usarse para comprender los procesos originan a este tipo de catástrofes naturales y quizás algún día, predecirlas.

El satélite se lanzó en marzo de 2009 para recoger datos sobre el campo gravitatorio terrestre durante 12 meses (no consecutivos). Sin embargo, al haber aprovechado un período de actividad solar excepcionalmente baja, GOCE ha permanecido en una órbita más baja y ha completado sus observaciones seis semanas antes de lo previsto.

“Esto significa que todavía tenemos combustible para continuar midiendo el campo gravitatorio terrestre hasta finales de 2012, lo que supone duplicar la vida de la misión y la oportunidad de elaborar un modelo del geoide de mayor precisión”, señala Volker Liebig, director de los Programas de Observación de la Tierra de la ESA.

Fuente: SINC

http://www.agenciasinc.es/esl/Noticias/Presentan-el-mejor-modelo-del-campo-gravitatorio-de-la-Tierra



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris